Puerto del Bartolo con nive

 






El Desierto de las Palmas y el pico del Bartolo son un auténtico símbolo para los habitantes de Castellón y de la comarca de la Plana Alta y la borrasca Filomena brinda una oportunidad de vivir una experiencia cuanto menos interesante ... subir al Bartolo con la bicicleta de gravel mientras nieva.

Me esperan rampas de más del 20% con un plato de 36 y un piño de 32, pinta duro duro porque lo he hecho con la btt pero la relación del cambio es mucho más generosa, llevo un 30-50 subo muy bien pero con el 36-32 de la bicicleta gravel la historia va a ser muy diferente... para mal. Los que seáis más observadores podréis ver que llevo una cubiertas WTB Riddler 700x37C que son las más anchas que caben para el paso de rueda de la GT Grade y lo pequeños tacos me van a venir de cine para la nieve que pueda pillar en el trayecto.

La estrategia para la ascensión es sencilla ... dar pedales con calma y al llegar a la segunda parte del puerto, la dura, intentar ir lo más lento que pueda porque todavía no tengo claro que no tenga que poner pie al suelo. Una vez puesto resulta que esta estrategia funciona y poco a poco voy superando a todas las personas que suben a pie y algún que otro ciclista. Una bicicleta eléctrica me pasa como si estuviese parado. Al dar pedales saludo y me saludan y todos estamos fascinados por la belleza del entorno. La nieve cae sobre todos y compartimos este momento especial de ver el desierto blanco. La última rampa hago un tramo a pie porque por la cantidad de nieve la rueda trasera me patina en las pequeñas placas de hielo. Una vez arriba se puede ver todo el parque natural blanco al igual que las montañas de Borriol y el Penyagolosa, precioso ... y sigue nevando.


Comentarios