Valley Nordkapp


La proa de un kayak de mar invita a cogerla y apartarla a la vez que se estira el brazo y se cantea el kayak hasta que parece que vas a volcar pero no vuelcas y te quedas mirando el agua .... y lo que ves son muchas canicas de gelatina, es más, decenas y decenas que en no demasiado tiempo serán medusas. Una sorpresa más que da el mar.

Fotografía: Juan Echagüe 2015

Comentarios