Uffff !!! parece que los ángeles además de alas también llevan palas.


El kayakero sereno, seguro y con un buen barco para esto (Jackson Karma) y pese a lo que pueda parecer este rescate tiene riesgo para el rescatador. La rescatada consciente y obediente (sin entrar en "estado de pánico") lo que ha facilitado de verdad el final feliz.

Si nuestro destino es al menos salvar una vida en nuestra existencia ... el kayakero ya ha cumplido.


Comentarios