domingo, febrero 10, 2013

Luces de un día







Hoy, bien pronto, la luz y las nubes se han puesto de acuerdo para ofrecer una escena irresistible para cualquier ojo que tenga por costumbre mirar al cielo (que por cierto es gratis). Imágenes deliciosas ... al menos para mi .... no tanto para mi gato que como buen felino lleva un bioritmo inverso al mío que lo convierte por horas en el guardián del templo de Morfeo

Mientras el sol y las nubes discutían sobre el estampado del cielo a mi me ha dado tiempo para hacer decenas de kilómetros junto a mi compañero habitual en la dimensión vertical hasta un lugar secreto en busca del presente .... y lo hemos encontrado, aunque también será futuro porque volveremos.

Una vez de vuelta a casa parece que ya ha habido acuerdo sobre la decoración del cielo aunque el resultado ha sido tan efímero como un atardecer ;-) .... y por cierto mi gato ha dejado de ser el león del templo de los soñadores para pasar a ser eso ... un gato.

La noche está en la esquina.

Fotografías: Carlos Izquierdo 2013. Vistas de la terraza

3 comentarios:

Diego K dijo...

Bonitos colores: los del cielo, tu gato y el de esa caliza gris... que tiene muy buena pinta!

Pekas dijo...

Bonita mirada y hermosa costumbre.. la de mirar al cielo y dejarse empapar por los colores...

Un abrazo desde mi nueva guarida.. ;-) ( esta vez de nuevo más cerca de las montañas. ;-)

pekosilla dijo...

haces de momentos cotidianos experiencias increibles ¿no debería de ser eso la vida,?

PSD: no olvides vivir al límite XD

Besitos