sábado, agosto 06, 2011

Bye bye ... Apus apus

Los vencejos vuelven hacia África ...... su ausencia ya se nota en nuestros cielos.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Carlos a Alfonso y a mí, tu hermano pequeño, nos ha llegado al corazon lo del vencejo.
:D

Saludos

Fran, de caminos y caños dijo...

En Cádiz cada vez son más las aves migratorias que dejan de serlo y se quedan todo el año... algo está cambiando.
La comunidad de pescadores odia a los cormoranes, espátulas, flamencos, anade real... pues dicen que esos cabrones de comen su pesca... en fín, ¿como se puede ser tan egoista?, no hay mayor placer que navegar en invierno por la bahía de Cádiz, en un silencioso kayak de mar rodeado de Phoenicopterus rubber. Salud.

Antonio dijo...

He visto el post y entraba para comentar lo mismo que dice el amigo Fran.

Por aquí, por Cádiz, cada vez tenemos más aves todo el año, una suerte.

Y los vencejos es un placer que estén todo el año, pegan unos limpiado de mosquito que son de agradecer. Este año hemos/estamos teniendo muy pocos mosquitos.

Si le echais un vistaso a este album: https://picasaweb.google.com/amdkayak2010/AvistamientoDeFlamencos# que es de primero de marzo de 2011, observareis lo cerquita que estamos de los flamencos y esto es a menos de 1km, del centro urbano, de San Fernando.

Se quedarán por que estamos muy cerca de África??? O ya somos África??? Ummm...

Un saludo.

Antonio.

P.D: En Cádiz, a los que no hay forma de echar son a los pájaros de dos piernas...

Carlos dijo...

Hermano pequeño: pues estamos ante un milagro ... Si es el Alfonso que me imagino ... ese que con el bote del rosco sería capaz de cerrar varios locales y redifinir el concepto de amor por dinero .... si es ese mismo Alfonso ..... y sabe que Apus no es el plural del propietario del badulake de los Simpson ... sin lugar a dudas es debido a un estado de iluminación que sólo puede ser explicado por la intervención divina.

Nota: ... sólo le quedan dos milagros más para ser santo ;-).

Fran: Cádiz ... ¡qué bonito! ... lo bueno del kayak de mar, entre otras cosas, es que te permite acceder a una realidad oculta de la vida natural.
Ayyy si pudiese navegar por aquí entre flamencos ...

Antonio: ¡Qué envidia! ... por aquí en nuestras salidas sólo vemos 4 ó 5 especies diferentes de aves.

Lorena dijo...

¡Y en nuestros oídos!