domingo, abril 24, 2011

La Quaresma ventosa i la Pasqua plujosa, fan l'era granellosa

El anemómetro de los chicos del kite bailaba entre los 16 y 20 nudos, la playa estaba limpia de andarines, la silla elevada del socorrista estaba vacía seguramente porque no había ningún turista que rescatar y porque las diferentes especies que ululaban en el agua no eran carne de rescate o problablemente eran capaces de rescatarse a si mismos (chicos y chicas de wind, kite-surf ... y dos kayakeros).
Lo cierto es que ha sido una sesión de kayak divertida con olas, borreguitos soportables y algo que no había visto nunca ....... la persecución de dos kiteros por parte de la nueva lancha de la Guardia Civil. Ir a más de 2 millas náuticas de la costa dando saltos espectaculares llama bastante la atención por la lejanía y por la estética de ver un pequeño puntito que sube y baja cerca de la línea del horizonte. Nosotros lo hemos visto bastante mejor porque andábamos a más de 1 milla de la costa .... hasta que hemos visto a la patrullera claro ... que nos hemos acercado a jugar a la zona de la rompiente ;-).

Fotografías: Carlos Izquierdo 2011.