jueves, marzo 11, 2010

Surrealismo en la Costa Brava






Pensaba que con la visita a las exposiciones de Dali, Man Ray y Leandre Cristòfol mi ración de surrealismo debería de ser superlativa e insuperable.
Nada más alejado de la realidad .... porque hoy he tenido una sesión de btt ... también surrealista.
Calas blancas y no de arena precisamente , tramos de carretera que el paso de la quitanieves ha dejado descubierta la magnitud de la nevada en el Parque Natural del Cap de Creus, sendas imposibles para una bicicleta y ríos de agua que salen de la nada y van a morir a toda prisa al mar.
Al final no he podido completar la ruta de Roses a Cadaqués sencillamente porque hoy sólo ha sido posible lo imposible.



Fotografías: Carlos Izquierdo 2009. Museo de Dalí de Figueres.




4 comentarios:

Fran dijo...

Carlos, bellísimas fotos, surrealismo puro, me alegro que tuvieras la suerte de disfrutarlo.
5 días después de la gran nevada el surrealismo continúa impregnando la Costa Brava: 20.000 familias siguen sin luz.
Un abrazo.

salvatore marantxano dijo...

Carlos: saltates del fuego y te metiste en las brasas,jejeje. Me parece que serás de los pocos que estás equipado para superar esa circuntancia excepcional y eso que vas sólo con la fregoneta. La parte buena del temporal y la falta de luz es que he vuelto a ver imagenes en la tv3 que me recuerdan a mi infancia en el pueblo: toda la familia unida junto a la chimenea sin luz y sin tele conversando. Antes nos quedabamos dos días sin luz y no pasaba nada....¡¡demasiada dependencia de tecnología y caja tonta¡

Carlos dijo...

Fran: pues la verdad es que la suerte me acompañó y mucho. Si no llego a salir de Olot fijo que la nieve casi oculta la furgo con nosotros dentro (que no hubiese sido demasiado grave porque tenía gas-oil para la calefacción independiente, comida para unos cuantos días .... aunque un poco pesado pasar 3 días encerrado ... pues si)....y salir de Olot fue por los pelos porque fui de los últimos en pasar antes de que la nevada de la tarde "cerrase" todas las carreteras.
Llegamos a Figueres y el panorama esperpéntico ... nos acompañó también la suerte porque se puso delante de nosotros una tractor-pala quitando la nieve.
Lo del Cap de Creus .... impresionante, nieve en las mismas calas y tres días después todavía habían coches semisepultados en la pista que une Roses con Cadaqués.
Como bien dices lo mio fue suerte poder disfrutarlo ... sé que hubieron muchas personas que no tuvieron tanta suerte.

Salvatore: seguro que en Vistabella cuando os quedabais incomunicados por la nieve .... a nadie se le ocurría pedir la dimisión del Alcalde ;-) ... y por contra si había alguna persona que no había hecho los deberes en otoño de acopiar leña fijo que era objeto de habladurías ;-) (cosa por otra parte poco probable en tu pueblo eso de no tener el rimero de leña a tope por las nevadas).

Los tiempos cambian para .....

Suso dijo...

Buena foto la del mar descansando sobre la nieve.