sábado, noviembre 07, 2009

Un viernes más

La noche sigue comiendo terreno al día.
A la vuelta de la salida kayakera, para poder llegar a la playa con luz, es necesario salir lo más pronto posible y en mi caso esto sólo lo puedo conseguir si no como, una elección simple: ¿comer o remar?, por fortuna estoy en un país donde me puedo hacer esta pregunta y cualquiera de las dos respuestas es posible.
Esta tarde el cielo estaba limpio y la luz reflejada en el agua era peculiarmente bella. Hoy nos hemos ido mar adentro a unos 3km. de la costa.

Cormoranes y charranes ... nuestros únicos compañeros.


Fotografías: Carlos Izquierdo 2009

2 comentarios:

carlos-qajaq dijo...

que pena habermelo perdido

a mi me pasa lo mismo, pero elijo no comer

Creo que podemos pasar con un almuerzo fuerte. Ademas en mi caso tengo amplia y desagradable experiencia de lo que me pasa cuando hago un esfuerzo al rato de comer

Juan EG dijo...

En el Cantábrico en alerta roja por temporal y aquí menuda tarde más bonita pudimos disfrutar.

El sábado pase con la bici y casi no puedo volver a Benicàssim, viento fuerza 7, sólo habían tres surfistas experimentados...