domingo, marzo 08, 2009

Un, dos, tres ... a remar otra vez

El invierno prepara su maleta y la primavera empieza a llamar a la puerta. En el cielo pueden verse los primeros aviones comunes (Delichon urbica) y las remadas dominicales, aquí en el Mediterráneo, ya son una delicia .... y más hoy con mar de fondo que formaba pequeñas y divertidas olas.
¡Qué placer! ... desde luego entiendo a las hordas de alemanes e ingleses que vienen en busca de sol
.
Ya tengo ganas de que sea el fin de semana que viene ;-))

6 comentarios:

David dijo...

Hola Carlos, dos vecinos pasaron en bici junto a tu furgo y tratamos de imaginar el placer que estarías sintiendo en esos momentos, pues la mañana era espectacular.

Touryak dijo...

Hola Carlos,

Es cierto que se agradece el buen tiempo para salir a palear.
El sábado suspendimos una quedada para descender el río Adour (en Francia) con compañeros Franceses por las previsiones.
Yo estube en la playa de Hendaya con un amigo, cogiendo olas con mi Skua durante 2 horas. No llovió, pero hubiese sido igual.
Aunque el sol alegra el alma, no es el único.

Un abrazo

Fran dijo...

Se agradecen estos días fantásticos y más con las ganas que tenemos todos de disfrutar. Los ingleses y alemanes? Sí, les gusta el sol... i la priva, como a todos...

Anónimo dijo...

Pues sí, la mañana fue fantástica, doy fe. Diez kilometrillos a la marcheta, buena conversación, solete, el mar como un plato..., sólo faltó la cerveza. La próxima vez será, ¿verdad Carlos?.

Un saludo. T.P.

Vicente dijo...

Yo siempre lo he dicho. El invierno puede ser muy bonito pero
yo veo en primavera a la gente más
contenta y con una cervecita aun
se nos estira más la boca ( los deberes primero claro ).

Pekas dijo...

Por aqui la cosa amenaza con ser espectacular... :-)))

De momento mis largas sesiones de terraceo y libros.. son para batir recórds.. :-)))