Hola a la ola ...adios olas. Hola a las presas ;-)))

Hoy tocaba una buena sesión de kayak de mar, unos 20 Km (10 + 10 ). La compañía era buena: Pepe, el domador del kayak Prijon Barracuda ..... pero al ir al punto de inicio de la salida hemos visto que las olas eran .... magníficas ... ideales para coger los kayak cortos de surf (a punto he estado de llamar Timón Power) pero a los bañistas también les gustan las olas (normal ;- ))) ), el problema está en que salir con los kayaks de mar era posible pero por el tamaño de las olas la toma de tierra sería con unas buenas surfeadas y con alta probabilidad de ir donde te lleve la ola, no donde tu quieras, ..... lo que implica la posibilidad de pincho siendo el chorizo un bañista.
La otra opción era coger los kayaks cortos .... pero los bañistas seguían estando por todas partes.

Pepe: ¿qué?.
Carlos: tío, como no nos vayamos a la escuela de vela.
Pepe: no tengo baca en el coche.
Carlos: pues si salimos tendremos entrar por la zona balizada con boyas que está bastante lejos y no veas lo que nos costará llegar hasta aquí con el kayak al lomo.
Pepe: pues es viernes y con la tarde libre.
Carlos: yaaa está!.
Pepe: ya está ¡qué!
Carlos: vamos a escalar.
Pepe: tío, sabes la que está cayendo.
Carlos: nos vamos a un rocódromo de Apeu que tiene aire acondicionado.
Pepe: siiiiiiiiii, ... vale!

Una hora más tarde.

En el vídeo que sigue realizo una prueba experimental de una verdad axiomática ¡qué gran verdad!: "cuanto más subes, más grande será la caída" ¡qué hemorragia de saber! (alerta: si está máxima la oyes en el calor de un bar, entre aroma de sepia y morro frito de cerdo ... fijo que tienes tienes cerca a un candidato al Nobel ;-))) )


La vida es silbar



Fotografías: Carlos Izquierdo 2008: "con más de 40 y a lo loco"
Vídeo: José María Villegas & Carlos Izquierdo 2008.

Comentarios