El sol de una tarde de julio

El sol, ¡qué hambre tenía hoy!.

18 km a golpe de remo en un mar con una temperatura del agua preocupantemente caliente, el ambiente .... sofocante y los pasos del tango de Jorge bastante difíciles de seguir, eso si, hoy calzaba zapato de fibra (diolen) y el mio sólo eran de plástico ..... y lo he notado, vaya que lo he notado.

Pese a su temperatura .... una inmersión aun servía para refrescarse un poco.





Fotografías: Carlos Izquierdo & Jorge Canu 2008. En la primera imagen puede verse el edificio Sol ubicado en el Grao de Castellón cuyo diseño corresponde al artista local Ripollés . La realización de itinerario urbano de la obra de Ripollés es algo realmente interesante y más que recomendable.

Comentarios

Pekas ha dicho que…
Qué sol más bonito... :-))))
Carlos ha dicho que…
Pekas: ... si vuelves por Castellón ... puedo montar una tournee en bici para ver la obra urbana de Ripollés. Es bonito, bonito. (las bicis las pongo yo ....)