sábado, junio 07, 2008

Hallazgo científico sin precedentes: el gobio del experimento de Erich von Holst ha aparecido en Morón de la Frontera con aspecto de "humano"


Konrad Lorenz (Biólogo y premio Nobel de fisiología y medicina en 1973 por sus trabajos sobre etología) en su libro "Sobre la Agresión el pretendido mal" (pág. 164, último párrafo) escribe algo realmente importante y que invita a la reflexión:

" ..... Una experiencia de Erich von Holst, muy sencilla y de gran importancia sociológica, nos demuestra que estamos bastante equivocados. Quitó a un gobio (Phoxinus laevis) la porción anterior del cerebro donde se hallan, por lo menos en esos pececillos, todas la reacciones de adhesión al banco. El gobio operado ve, come y nada como sus congéneres normales y lo único que lo distingue de éstos es que le da perfectamente lo mismo apartarse del banco sin que nadie lo siga. Lo que faltaba es la vacilación y la preocupación del pez normal, que por mucho que desee nadar en una dirección determinada, en cuanto ejecuta los primeros movimientos se vuelve hacia sus compañeros y se deja influir por el número de los que le siguen. Al pez descerebrado por Von Holst eso no le preocupaba lo más mínimo; y si veía alimento o cualquier otra cosa activa, nadaba con decisión hacia el objetivo y .... he ahí que todo el escuadrón lo seguía. Precisamente el defecto del pez operado lo convertía en Jefe ....."

Nunca me hubiese imaginado que 20 años después de leer este párrafo (la lectura del libro fue obligatoria en la asignatura de Psicología Social.. ;-))) ) viese al gobio amputado y los peces sin personalidad en los telediarios .... pero ahora con forma humana. Increíble pero lamentablemente cierto.

Un detalle importante,.... el gobio no sabe silbar ..... por lo que nunca podrá decir eso de "La vida es silbar", ...., mi corazón es grande y aquí le dejo un poco de ayuda:



3 comentarios:

Fran dijo...

Ni con estos estupendos vídeos he conseguido aprender a silbar...seguré frustrado otros 40 años :-(((

Iñaki Abella Gutiérrez dijo...

Muy buena la alegoría y desde luego va perfecta con esta sociedad que tenemos, cuánto menos cerebro tengas, más posibilidades de éxito social tendrás...

Carlos dijo...

Fran: .... no desesperes, es cuestión de práctica.

Iñaki: ... totalmente conforme ... llega un momento o una situación que cuanto más tarugo seas ... mejor.