jueves, mayo 08, 2008

¡ Cómo cocinar tu vida !

Existe una inercia que nos lleva a pensar que todo lo malo que nos pasa es debido a otros y lo bueno debido nosotros ... algo que a mi pensar se aleja bastante de la realidad ya que gran parte las cosas que nos pasan son debidas, ni más ni menos ... que a nosotros mismos. En términos cinematográficos: el actor principal de la película de tu vida eres tú, o en términos culinarios: el cocinero de tu vida eres tú (otra cosa es que los ingredientes esten pasados ;-))) )
Recuerdo que a modo de receta para la solución de problemas vitales un amigo de otro tiempo decía "menos lágrimas y más sudor" (cierto es que era un poco animal el chico) pero esta vida cómoda que tenemos (por suerte) ha invertido los tiempos de segregar líquidos glandulares, sin ir más lejos, mis padres y mis abuelos primero sudaban y luego lloraban, yo he sudado y llorado a la vez ..... y la generación de mis hijos primero llora y como que tiene problemas para conjugar el verbo sudar (la TV, la play y otros artilugios ..... invitan a llorar, no a sudar ;-))) ).
Como el tema del post va de cocina y de vida aquí os dejo una imagen de un amigo (grande entre los grandes) que ha desarrollado una "inteligencia cocinil" que le ha permitido reorientar algunos vectores de fuerza anárquicos (sin rumbo, de esos que todos tenemos que se suelen manifestarse en forma de estrés ) en algo tan sabroso como es la fideuá (el plato que hace la competencia directa a la paella).
Como todos sabréis, por aquí, por el levante, no necesitamos demasiado para hacer un paella o similar, así que, un grupo de amigos del trabajo hemos desarrollado una dinámica gastronómica bipolar (paella-fideuá) que nos sirve de terapia .... y digo de terapia porque nos lo pasamos de p..a m...e


La fórmula de esta cocina vital es sencilla:

1.- Se busca una excusa para ir a comer (relativamente fácil).
2.- Se pide permiso al jefe o jefa para salir antes .... (la excusa que yo propongo es decir: "tengo grupo de terapia" ... pero lo cierto es que cuentan la verdad ... que se van de paella ... ¡qué pollos! ;-))) )
3.- La comida NO se paga ya que el cocinero pone la casa, la bebida y la comida (..y se queda con la fregada .... la bomba para los invitados ).
3.- Sólo se come lo que ha sido cocinado por el cocinero que pone la casa (... os aseguro que cuando no te toca es ....divino .... como un rey).
4.- Cada día cocina uno .... que por otra parte es la mejor forma de seguir siendo amigos ;-)))).

El resultado es fantástico, sales siendo un auténtico Einstein de la teoría de la relatividad vital.

Recomendable 100%.

Fotografía: Javier Bono 2008. En la imagen el cocinero del día: Manolo, .... la fideuá le salió realmente buena (parece ser que ya tiene lista de espera para saborearla).
Nota: Aviso, .... tiene efectos secundarios .... ¡los jefes terminan por apuntarse a la comida!!!!!! y lo mejor es que ... pasan de jefes a amigos .... el amor y la alegría pueden con todo!!!!
Nota II: ... no hay nada como cocinar nuestra propia vida ;-)))))))))))) La peli

7 comentarios:

Perico dijo...

Me ha gustado el vídeo chaval, al final algo tan cierto como fortalecer los lazos compartiendo una buena comida.

Cuando comentas al principio lo de buscar responsabilidades fuera, he recordado ciertos manuales que ahora me toca machacar ;) y en ellos se comenta que los humanos somos así, en general, cuando hacemos algo mal, lo primero que hacemos es buscar la culpa fuera. Un ejemplo tan sencillo como un accidente de tráfico ¿No te parece?

Un saludo.

Fran dijo...

Claro, que, algo tan natural, barato, sencillo y rico como la fideuà nosotros mismos nos encargamos de complicarlo, como nuestras propias vidas. No nos conformamos con ponerle sólo sepia y chirlas, buscamos nuevos ingredientes que enriquezcan innecesariamente el plato. Nos planteamos si añadirle la tinta o no, con lo cual tenemos la duda de si hacerla blanca o negra. Nos complicamos preparando el "all i oli" para sazonar, ahora está de moda acompañar, además, el verde y el negro. Y ni siquiera nos ponemos de acuerdo para elegir el calibre del fideo, normalmente del nº 2, pero oye, la fideuà en Barcelona, del nº 0.
Vaya, al final, todo tan complicado como la vida misma, con lo sencilla que podría llegar a ser...

Anónimo dijo...

El juevés cuando leí el post, me gustó tanto que no supe que decir, y con una sonrisa y mi conciencia tocada me fuí a dormir.

Las lágrimas no son malas, a mi me encanta llorar, casí tanto como sonreir,el problema está en no ceder a la autocompasión, mal entre los males, y respecto al esfuerzo, estas dos máximas, "Pueden porque creen que pueden" y ésta que es genial "Lo hicieron porque no sabian que era imposible".

Y de los "4 jinetes del apocalipsis" sin conocer bien "su sabor", apostaría por añadirlos en cualquier comida(=vida), seguro que se notaba la diferencia (en la mia ya se nota ;-).

P.D.: No hay que pedir permiso a los jefes para salir antes, Fórmula: te vas con una sonrisa y vuelves al día siguiente con mejor sonrisa si se puede, ¿¿A ver quien te dice algo con ese cara??

Carlos dijo...

Perico: ... bien por tus lecturas ... y ya sabes ... si tienes alguna duda ... me lo dices .. que te liaré más aun ;-)))).

Fran: Pues si, la fideuá puede ser tan sencilla o compleja como nosotros queramos, como la vida misma.

Anonimo: las personas que lloran tienen el corazón más esponjoso ... y eso es bueno. Sin lagrimas el corazón termina como una piedra ... y eso es malo.
Sobre el permiso ..... sonrisa a secas de ida y vuelta .... uhmmmm SI pero junto a " ....me voy antes que tengo grupo de terapia ..." y si esto lo dices con tres bolas de malabares en acción.... éxito garantizado ..(que se vaya, que se vaya que está muy malito ;-)))) )

Anónimo dijo...

Malos nosotros….??. Paja en el ojo ajeno, burda afición para algunos …

Muy bueno el video que has colgado, en castellano lo hubiéramos entendido a la primera…pero así aprendemos.

Si el cocinero de la fideuá, utiliza la misma calidad y CANTIDAD de ingredientes para todo lo que hace (me consta)……. le saldrá a pedir de boca (felicidades Manolo).

Anónimo: conciencia …. de varios tipos, social …. bueno o malo para el entorno común, la individual puede derivar en “instinto de supervivencia” …. añade, añade, que “quant més sucre més dolç”

PD.: la sonrisa… rica y cristalina …, espejo del alma.

manolo dijo...

Yo también me emocione cuando leí el post........................

Tal vez le puse demasiados ingredientes a la fideuá, es posible, me pasa a menudo en la vida cotidiana con las cosas que hago, pero lo que si que os puedo asegurar es que aquel día preparando la comida para mis amigos era feliz , los problemas cotidianos de repente habían desaparecido, estabamos la fideuá y yo peleando con un único objetivo “dios mío que me salga buena”, mejorar la paella de Carlos era todo un reto y creo que salió bastante bien ........aun así os prometo mejorarla.

Es cierto que me emocioné leyendo el post, para mi es un honor que Carlos me incluya dentro de sus fantásticos artículos, su vida profesional y la mía se cruzaron hace aproximadamente dos años y durante este tiempo hemos hecho cosas interesantes y hemos lidiado algunos vitorinos juntos . Ahora, amigo mio, vas a seguir tu rumbo y a mi me va a faltar uno de los ingredientes que dan sabor a mi vida, pero no te hagas ilusiones pienso seguir comiendo platos de tus paellas y que tu vengas a comer mis fideuás .

Hace poco mi hijo Nacho (estudiante a ratos y piragüista) me decía............papá cuando sea mayor quiero ser como Carlos no como tú ......................¡¡¡¡que listo ha salido el jodido!!!!

Carlos dijo...

Anonimo Beuneu: ... eso de poner CANTIDAD con mayúsculas ... me da que pensar .... y no sé si para bueno o malo ;-)))).

Manolo: bien por ti, de entrada pones el nombre, bien !!!. No te pases que sé que tus comentarios me van a costar algún almuerzo ;-))).... y por cierto ya le diré yo a Nacho que no busque fuera lo que tiene en casa ;-))).