martes, julio 17, 2007

Punta de Raz. Finisterre (Francia).

Viento, niebla y mar.

No es casualidad que al departamento francés más occidental le llamen Finisterre. Puntas de tierra que mantienen con el mar una lucha constante. Vientos que obligan a los árboles a adoptar un porte cuasi cubista, contorneados y ladeados. Sonidos del agua golpeando la tierra. Faros que emergen de la nada desafiando al mar.

Fotos: Carlos & Paz 2007.
- Vegetación en la punta de Raz, sólo hay plantas que no excenden los 50 cm. de alto, un porte arbustivo o arboreo es imposible por el viento.
- El mar 70 metros más abajo en un acantilado.
- Mes de julio, saliendo de husmear los acantilados.

4 comentarios:

Perico dijo...

Bonito lugar, sí señor!! :-)

Lorena dijo...

Que fotos tan chulis!!!gracias por compartirlas y disfrútalo mucho.

Ur dijo...

Pues imagínate el mismo lugar en invierno, lloviendo, con olas rompiendo con los metros que quieras contra el acantilado y un noroeste desatado elevando las rociadas tierra adentro.
Después de muchos años he acabado en un lugar muy parecido. Ahora sí, las puestas de sol no tienen precio.

Saludos vía Pekas, que es como he aterrizado aquí.

Carlos dijo...

Perico: Nen, con la bici y tu chica te lo pasarias chachi por aquí.

Lorena: gracias a ti por leer y seguir este sitio,...entre nosotros...no paro... y desde luego voy a dejar fotos para todos.

Ur: Pues debe ser impresionante, lo cierto es que se siente la fuerza del mar. Yo soy del Mediterráneo y el mar "vivo" es novedad para mi. Gracias por pasarte por aquí.