miércoles, febrero 28, 2007

¿dónde está el paraiso?


Todos queremos el paraíso. La búsqueda normalmente se realiza (de forma errónea) por el camino de la comparación con los demás, digo errónea porque suelen estar también buscando algún no sé qué guiados por Vicente (..el de la gente), para entendernos algo así como querer aprobar copiando de alguien que no sabe lo que pone, en el caso de la búsqueda del paraíso vendría a ser lo mismo, el consuelo de los que se guían por alguien sin el norte claro es que por lo menos saben que tienen o van al mismo sitio que los demás.  En referencia a esta concepción del hombre como “Zoom Politikon Borregón” (las dos primeras palabras son de Aristóteles y hacen referencia a la concepción del hombre como animal social, la tercera de borregón es de mi cosecha y hace referencia a esa imitación patológica que también caracteriza al género humano) me viene a la cabeza una reflexión que Konrad Lorenz hace en su libro “La agresión el pretendido mal” sobre un experimento, os cuento, resulta que en un experimento sobre etología con un pequeño pez de esos que forman bancos a miles y se mueven todos a la vez (el experimento no lo realizó el autor del libro) le extirparon una parte del sistema nervioso central del pez y lo marcaron de tal forma que facilitaba su identificación en el interior del banco, la sorpresa fue que al soltarlo con sus congéneres y formar parte del banco de miles de pececillos,……¡todos imitaban los movimientos del pez marcado!, convirtiéndose en una especie de lider, donde iba el "descerebrado" iban todos los demás. Para reflexionar.
Tal vez esto pueda ayudar a explicar barbaridades como las de Aramón en el Pirineo o Marina d´Or en la costa del Levante.
Por mi parte os regalo esta imagen que se ajusta a un paraíso, ….sin olvidar que el auténtico paraíso está dentro de nosotros.

Foto: Carlos Izquierdo. Playa Son Saura Menorca antes del desembarco matinal de cientos de turistas….claro nosotros picamos espuelas ante la invasión. Ver la hilera que baja del barco…¡que miedo!

5 comentarios:

Kepa dijo...

Cuanta razón tienes Carlos. Yo suelo decir que no hace falta irse a islas lejanas, ni a continetes exoticos para buscas o encontrar el paraiso. A la vuelta de la esquina uno puede encontrar lugares maravillosos donde poder disfrutar en paz y armonia. Yo tengo los mios. Si algún día te animas a venir por Euskadi no dudes que te los mostraré.

Saludos

Anónimo dijo...

Hola Soy Nidal !

Estuve con tu hermano viendo el blog que te has hecho y la verdad es que me parecio un excelente trabajo!

Tus afiones son muy distintas a las mias, pero de verdad es que me gustaria hacer la mitad de lo que haces, a ver si nos animamos algun dia a hacer algo juntos!

Saludos y recuerdos a la familia.

Nidal A. Yehia

Carlos dijo...

Nidal, gracías. Espero poder conversar más tiempo contigo para que me lleves de viaje con tus palabras a sudamérica y a oriente próximo.

Kepa: pues si, si algún día me dejo caer por Euskadi de buen seguro que te pregunto por lugares con encanto. Mil gracias por el ofrecimiento.

Lorena dijo...

¡Holaaaaa!, muy buena reflexión. El experimento de los peces es realmente un ejemplo fantástico de lo que sucede en la sociedad. Es como lo de mal de muchos...ya sabes. Bueno, yo sigo buscando el paraiso y desde luego cuanto más lejos de Marina Horror mejor, eso si, que me parece un espanto. Y si, a veces el mejor paraiso está dentro de uno mismo y como tú dices, marcando la diferencia, que a mi no me gusta ser una más del rebaño.

Osvaldo dijo...

La verdad que vale la pena ir a esta clase de lugares y por eso me gusta buscar informacion por los sitios a donde me gustaría ir de vacaciones. Siempre trato de buscar la chance de volar con lan argentina