Libertad expressssssssss. Dent d´Orlú


 




Hubo una época que mi cabeza sólo hacía que maquinar proyectos, todos tenian que ver con el ocio y la mayoría vestían en formato de largos, números, letras y pluses (ejem: 450 m. 6a, V+, IV, IV+, 6a+, .......) una especie de código secreto (que no es secreto) que sólo entienden los escaladores. Esta hiperactividad interna me tenía sumido en un eso que Eysenck llamaría "chico introvertido", rumiaciones sobre la resolución de problemas por venir relacionados con el equilibrio, situaciones comprometidas y el miedo a volar. Desde la distancia me parece más que interesante.
Del final de esa época he rescatado unas imágenes que corresponden a un viaje expressss a una espectacular montaña con una pared de 600 m. al corte, La Dent d´Orlú (Aix les Thermes-Francia). El plan era tan simple como: ir al super, cargar el coche hasta los topes de comida y bebida con fin de no dejar ni un duro en el país vecino, conducir, llegar, dormir al lado del coche, despertarse a las 06.00, ir a pie de vía, escalar, bajar, conducir (sé que puede parecer estresante pero hay un montón de horas de coche para relajarse).
La última foto aparecen dos caprichos: el de San Pedro con su mar de nubes y el mio de caminar por los quitamiedos haciendo equilibrio (sin caerse claro).
Qué bonito es vivir.

Fotos: Vicent Cervelló.

Comentarios

Kepa ha dicho que…
creo que yo estoy en esa época, todo el rato maquinando escapadas, vacaciones, montañas, lagos, playas, escalada, invernales, cualquier cosa me vale con tal de HACER COSAS jejejejej. Sabes si esto dura mucho??? es que no queiro que acave nunca
Carlos ha dicho que…
Kepa, lo más importante es la salud, el tiempo (no el de San Pedro) y la actitud vital. Tu actitud vital y energía es desbordante, tu salud parece buena (por las caminatas y los platos que te haces ;-) )y el tiempo depende de los compromisos personales: si tienes la suerte de compartir tu vida con alguien que a su vez comparta tus intereses lúdicos, estupendo, en caso contrario tendrás que negociar. Cuando vengan los hijos hay una parada biológica obligatoria de 1-2 años por hijo (si es trabajo de dos, claro). Si tras eso no te has agotado (cosa bastante normal y lógica) empezarás una placentera etapa de actividad familiar...que es donde estoy yo en este momento, ahora "maquinamos" cuatro. Más no puedo contarte porque no sé.
ka ha dicho que…
bonitas fotos!!
saludos
Pekas ha dicho que…
Yo creo que llevo muchos... muchos... años en "esa época"...

Sigo maquinando... demasiadas actividades que no dejan descansar al guerrero... he convertido mi curro en parte de mi ocio...de mi actividad... si no estoy en el monte trabajando con un grupo.. estoy en el monte porque me apetece... sino estoy tirando al arco.. estoy subiendo montañas... escalando...la bici...
las cometas.. los kayaks... etc..etc... uffffff... (me canso "nomás" de leerlo... :-)))))

Los sueños siguen ocupando partes de mi alma y de mis librerias... los proyectos se siguen agolpando... Kepa... creo que "esto"... no tiene ningún tipo de cura... :-)))))

Carlos... estoy de acuerdo contigo...
1.- Qué bonito es vivir... ser nómada...sin más...
2.- Dent d'Orlu... grandes recuerdos tengo de sus paredes...
3.- Ahora estás en "otro" viaje..tanto o más bonito e interesante qué el "otro"... :-)))
Lorena ha dicho que…
Carlitos, las fotos preciosas y tú un poco temerario si eras¿no?, o esa sensación me das en la foto del quitamiedos. Un viaje muy chuli y no me parece nada estresante¿de verdad alguien puede estresarse con semejantes paisajes?.
Anónimo ha dicho que…
hola a todos; me identifico mucho con vosotros, y con vuestros proyectos; que bien os entiendo... carlos, me gusta eso que dices de que lo mas importante es la salud y el tiempo... si hubiera alguna forma de hacerlo entender al resto de los mortales... o quizas no interese mucho, pues entonces se quedarian pequeños algunos rincones maravillosos que aun nos quedan.
sinceramente, creo que la gente como nosotros, que tenemos estas pasiones, somos afortunados y privilegiados. un abrazo a todos y a no parar de "maquinar".