Hotel de las mil estrellas versus Grand Hotel Kransnapolsky



Soy cliente habitual del excelente hotel de las mil estrellas. Éste tiene un encanto único y es visita obligada para cualquier persona con un mínimo curiosidad vital. Hoy, por contra he probado la cocina de uno de los hoteles más selectos de Amsterdam. El gusto, estilo y estética es el resultado de un largo proceso de madurez que bien merece ser apreciada y respetada. El río de la vida te lleva por remansos y rápidos que hay que saber disfrutar.

Foto: Carlos Izquierdo 2006. Por si hay duda, el hotel de las mil estrellas es dormir al raso o como se dice ahora hacer vivac.

Comentarios

Lorena ha dicho que…
Preciosas las fotos y el hotel de las mil estrellas es el de mejor categoría que conozco yo también, si señor.