Querer es poder


A veces te deslizas en silencio entre barcos fondeados en preciosas calas, los tripulantes por lo normal parecen ser gente con alto poder adquisitivo que disfruta de la belleza del mar, en otras, parecen ser personas sedientas de vida y con ganas de emborracharse de libertad, entre estos últimos está el admirable caso de Esteban Vicente Jiménez y su goleta.
Esteban Vicente fue un piragüista de alto nivel que apenas sin formación técnica en montaña realizó en solitario las vías de escalada más difíciles en los años 70. Esteban Vicente, en un momento dado deja la montaña para realizar un proyecto casi imposible: construirse un barco. Tan sencillo como ver una goleta preciosa del siglo XIX y plantear a un grupo de amigos construir un barco de 120 toneladas, hacer los planos, cortar toda la madera, montar las velas y ponerle un nombre "Cantabria Infinita". Lo cogió con tanta energía que inspiró con su ejemplo a otros para llevar también proyectos imposibles (Darío Rodríguez y la revista Desnivel). Con el paso de los años los dos ejemplos son realidad, Esteban tiene su goleta y Darío Rodríguez su revista Desnivel (hoy grupo editorial). Igual es cierto eso de "querer es poder".
Lo que de buen seguro es verdad es que antes de emitir una opinión basada en el aspecto externo debemos observar y escuchar, el tiempo, el oído y la vista nos llevara a descubrir realidades ajenas interesantes. Una vida interesante puede viajar en un yate o en un kayak.
Foto: Nando 2006. "barcos y barcos". Cala Son Saura, Menorca. En los kayaks Paco (rojo) y Carlos (amarillo).

Comentarios

Kepa ha dicho que…
"Cantabria Infinita" es el lema que ha elegido esa comunidad autónoma para promocionarse turísticamente, cuando entras en la provincia, los carteles del límite provincial llevan esa frase.

La verdad es que Cantabria es efectivamente infinita.

Siempre es loable, muy loable admirar a todos aquellos que han luchado por un sueño, lo hayan logrado o no.

Saludos
Perico ha dicho que…
El último párrafo totalmente acertado. Sin embargo vivimos en un sociedad que se rige habitualmente por cánones externos, es una pena, pero es lo que hay.

Saludos.
Lorena ha dicho que…
Pues si, la verdad es que hace más el que quiere que el que puede, todo un ejemplo.
Anónimo ha dicho que…
Esa goleta se llamó en un principio Marea Errota y en su construcción se involucraron muchas personas. El proyecto original era dar la vuelta al mundo siguiendo la ruta de Magallanes-Elcano. Parece que todo el sueño quedó en pasear guiris por la bahía de Santander.