Lluvia

Sin duda la pereza es una puerta blindada que impide entrar en la habitación de la diversión y de la vida. Hoy viernes a las 17.30 llovía en Castellón, el cielo estaba plomizo y la luz era la propia de un día de otoño. Religiosamente Alex y su conciencia estaban en el lugar donde guardamos los kayaks para salir a remar. Afortunadamente el monólogo de Alex (yo hablo con yo) ya se puede transformar en un diálogo; ha llegado Nando, después aparecí yo y al final David. Una imagen un tanto curiosa, 4 personas, 4 kayaks y la lluvia. La sesión de remo ha resultado muy agradable. Es curioso pero cuando remas con la capucha puesta parece como si fueras espectador de tu realidad y estuvieses en una especie de burbuja protectora. A la ida, mar de popa, a la vuelta, mar de proa más virulento, tanto que en ocasiones la proa del kayak quedaba suspendida en el aire tras pasar una cresta de ola cayendo con fuerza y emitiendo un grave sonido producido por el choque del casco con el agua.
Sin duda la amistad se refuerza con estar y compartir....y la pereza es una dulce barrera para el desarrollo personal. Alex, Nando y David, con vosotros da gusto.

Foto: Carlos Izquierdo 2006. "Amor del mar con la tierra y el cielo". Es Vedrá-Ibiza.

Comentarios

Nando ha dicho que…
El gusto es nuestro, ya lo sabes. Un abrazo, poeta.
Kepa ha dicho que…
la verdad es que tienes razón. A mi muchas veces me da perece ir a tal o cual sitio, pero luego piensas que qte vas a encontrar con los amigos, y me salen fuerzas por todos lados
Lorena ha dicho que…
Carlitos, la foto me ha enamorao...