miércoles, octubre 11, 2006

Atención focalizada en la acción

Esta tarde tenía necesidad real de escaparme de la realidad, como sólo lo sé hacer de dos maneras que para mi funcionan (remando o escalando), he optado por la primera y eso por una curiosa razón. Hoy soplaba un viento de 11 a 14 nudos, en términos náuticos: fuerza 4, que le da un encanto especial a la salida. Remar con este viento requiere una especial concentración y una técnica más depurada en el manejo del kayak, experimentar con estas cosas me parece como menos entretenido. En principio iba a ir sólo, pero a última hora mi amigo Coco se ha apuntado. El plan era sencillo remar hacia el norte cuatro kilómetros y volver, total 8 Km., que para un rato no está mal.
Con Coco siempre he mantenido un discurso contradictorio que es un tópico en el mundo del kayak y a nosotros nos sirve para desarrollar la capacidad de convicción argumentativa y sobre todo para pasar el tiempo. El discurso es: timón si, timón no. El timón en el kayak es un accesorio que se ubica en el extremo de la popa y sirve para controlar sin ningún esfuerzo la dirección del kayak con el movimiento de los pies en un tipo de pedales, en principio es muy útil sobre todo para el principiante porque le da la sensación de control del barco. Yo cada vez estoy más convencido de que es un instrumento inútil, molesto para el transporte del kayak y que limita muchísimo la evolución técnica del palista, siempre digo que el timón es al kayak lo que las dos ruedecitas a la bicicleta del niño. Para ser sinceros, entre mis amigos estoy sólo y únicamente tengo el consuelo de que unos cuantos palistas del Club Náutico de Oropesa piensan como yo, pero como no están, tengo que soportar una batería de argumentos a favor del timón que van dirigidos a un Carlos en forma de diana y ya se sabe, normalmente la mayoría tiene razón (un secreto: realmente la fuerza o el poder de ser mayoría lo disfrazan de "razón"). Total que hoy era un día ideal para poner a prueba mis argumentos. A la ida (norte) el viento venía de cara, como el punto de rotación de un kayak en movimiento está próximo a la proa, la sensación de remo es de estabilidad y lentitud, el mar estaba movido con algunos borreguitos, el movimiento era arriba, abajo, un poco a la izquierda, un poco a la derecha, pero bien, en poco tiempo hemos llegado a la zona de playa prevista. La vuelta ha sido distinta, el viento venía de popa, esta situación es bien diferente, la sensación que predomina es la inestabilidad del kayak y la velocidad, combinación ideal para volcar. La inestabilidad es debida a que la ola entra por la popa y arrastra lo primero que pilla (la popa) de tal forma que la popa quiere adelantar a la proa situación un tanto imposible, es como si la rueda de atrás de una moto quisiera adelantar a la rueda de delante, esto se materializa en un término náutico: orzar. Para el principiante este tipo de situación es un auténtico suplicio, pero para los kayakistas más avanzados es una situación de juego y progresión rapidísima, pues bien, la vuelta con mi Prijon Barracuda (sin timón) ha sido divertida y sin ninguna lucha titánica contra el mar, eso si, absolutamente concentrado en la sucesión de remadas de apoyo, dirección y progresión. Timón NO.
Foto: Carlos Izquierdo 2005. "Entrando en una cueva marina". Formentera.

7 comentarios:

Wenley dijo...

Hola Carlos! No solo la ola arrastra primero la popa sino que la velocidad que experimenta la popa es superior a la que mantenía hasta entonces la proa, de ahí que orze o trasluche.
Respecto a los timones: Salvo en kayaks de marathon y competición, surf-skis, etc, en los que los giros y correcciones disminuyen la velocidad, a mí los timones me parecen un engorro, son frágiles, impiden transmitir bien la velocidad al palear, son un riesgo para esquimotear en condiciones dificiles, hacen los rescates peligrosos, crean arrastre al deslizarse y desaniman el uso de técnicas más eficientes para girar la embarcación.

TIMON POWER dijo...

Joder, si no fuese porque os conozco, diría que sois unos eruditos en el tema del kayak.

Yo que me iba a "entimonar" mi kayak de olas para que la popa no me adelantase a la proa o trasluchase..., sabiendo que el timón es un peligro, me dificultará mis esquimotajes, y me desanimará en el uso de técnicas más eficientes, voy a "FOCALIZAR MI ATENCIÓN EN LA ACCIÓN psicomotriz del impulso ejercido sobre la embarcación para obtener....BLA, BLA, BLA....
Un abrazo a sus "Ilustrísimas"

Carlos dijo...

John Robison en su "Guía ilustrada de kayak de mar" (ed. Tutor) espeta: "Si vuestra suegra está practicando kayak por primera vez, debéis colocarla en un kayak con timón" (pag. 19).

TIMON POWER dijo...

Ferdinand Joseph en su "Guía Ilustrada EL kayak y la madre que lo parió" (ed. el que nada paga la birra) detalla: "Si vuestra suegra está practicando kayak por primera vez, intentad darle con pala en la cabeza y posteriormente ponedla boca abajo durante unos minutos hasta que deje de respirar...OJO CON EL TIMÓN no os vayais a dañar" (pag. 69). Larga vida al timón

Pepe (C.N.O.M.) dijo...

Seguro que llevo mucho menos tiempo que vosotros metido en un kayak, pero lo cierto es que estoy en un periodo de crisis de fe, porque hasta hace poco yo era defensor del timon, pero hace unos meses intento no bajarlo al agua y perfeccionar (mas bien experimentar) el mantenimiento del rumbo sin él, porque despues de darle muchas vueltas al tema he llegado a la conclusión de que además de ser una posible fuente de averías y problemas en la piragua sólo me es realmente útil cuando quiero remar con velocidad sin tener que rectificar constantemente con la pala, y usar esta exclusivamente para aplicar toda la fuerza motriz en la carrera, y aun así tengo mis dudas de sí esta necesidad no se debe a mi falta de pericia y experiencia. Esta es mi apreciación personal, claro. Un saludo y hasta pronto. Pepe

Carlos dijo...

Bienvenido, Pepe. A lo dicho, la bicicleta sin las ruedecitas detrás va mejor y te permite inclinarte en las curvas.

Un saludo.

Pekas dijo...

Aqui un absoluto novato...en estas lides... (a pesar de haber hecho algunas cosillas y travesias con el kayak de mar...)

Timón NO... Vale...!!! me habéis convencido... ya lo tenia más o menos claro... pero y orza ... de esas retráctiles..????
(se dice así noo..???)
Qué os parece... ??? estoy planteando pillarme cara al año que viene un kayak marino...y el tema de la orza me despierta la curiosidad... aunque tampoco me acaba de convencer...
Cuando navego lo suelo hacer por diferentes zonas de la Costa Brava... y casi siempre solemos "pillar" viento de algún lado... y cómo que uno se hace mayor (y es algo vago y todavía patoso... ) :-)))))

Saludos...!!!