martes, septiembre 19, 2006

Historia de un alma robada

Ansel Adams (San Francisco 1902-Monterey 1984) es un claro ejemplo de un alma robada por la belleza de un espacio natural, en este caso Yosemite National Park. Hijo único de una madre cuarentona y un padre adinerado que perdió todo en la crisis financiera de EEUU en 1907. Nariz rota, dislexia y un inteligencia fuera de lo común le llevaron a encontrar en Yosemite National Park un lugar de expresión y sosiego. Sus fotografías muestran una naturaleza exuberante y representan la imagen mental de lo que para muchos americanos es el prototipo de lugar salvaje. Desconozco si todos los escaladores que han ido a Yosemite conocen la obra de Ansel Adams, desde aquí les invito a ello. No olvidemos que más allá de las fisuras, diedros, techos y placas hay un entorno vivo digno de admiración, ...entre otras cosas porque formamos parte de él.... sólo somos un elemento más.

3 comentarios:

Perico dijo...

"Sólo somos un elemento más", ahí la has dado. Tus líneas me han transportado a aquel libro que me leí sobre el mensaje del Gran Jefe Seattle "Nosotros somos una parte de la Tierra".

Una pregunta ¿Algún enlace interesante sobre Ansel Adams? Ya sé que en Google colocando el nombre me saldrían cantidad de enlaces, pero me gustaría saber de alguna galería web.

Saludos.

Carlos dijo...

Perico, visita http://www.anseladams.com/ es la página oficial de sus descendientes.

Perico dijo...

Las fotos son increíbles ¡Qué pasada! Concretamente "Clearing Winter Storm" me ha dejado anonadado.

Saludetes.