lunes, agosto 28, 2006





Este fin de semana hemos ascendido al Casco y a la Torre, dos picos de 3000 m. ubicados en el Parque Nacional de Ordesa. La ascensión la hemos realizado por la vertiente francesa (circo de Gavarnie). Magnífico escenario para caminar, la brecha de Rolando tiene una fuerza tal que, pese a estar a 2800 m., supera en estética a la mayoría de los picos de su alrededor. El "equipo" de la ascensión ha sido bastante peculiar: mi mujer, mi hermano, mi hermana, mi cuñada y mi cuñado, su comportamiento ante las dificultados técnicas y climatológicas ha sido de auténticos himalayistas (así da gusto), una vez en el "campamento base" (las furgonetas) las delicatessen grastronómicas han sido muchas, buenas y debido a nuestro cansancio muy bien recibidas. Sin duda mis compañeros de ascensión son auténticos octavogradistas de la cocina de montaña (en esto yo no llego ni al IVº): jamón de jabugo, queso semicurado, suspiros de Teruel, pimiento asado con aceite de Soneja, embutido de Cedrillas, cervecita fresca, aceitunas de Jaen y para el brindis de celebración champan Juve & Camps. Como dice Fernando: aquí hay mucho nivel.

Fotos: Carlos & Paz 2006.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

pero que requeteapañao es mi chico

Lorena dijo...

Muy bonitas las fotos, impresionante, tú si que sabes vivir Carlitos...

Perico dijo...

Las fotos increíbles. Veo restos de nieve por ahí ¿Se trata de un antiguo glaciar?