miércoles, agosto 30, 2006
























Este fin de semana, durante mi visita al Parque Nacional de Ordesa, he podido observar que el comportamiento de las personas en alta montaña es diferente, varios ejemplos: 1.- Dos personas (chico y chica) en pantalón corto y camiseta de manga corta corrían por sendas a 2800 metros de altura.
2.- Cuatro hombres con indumentaria técnica de montaña, bastones y mochilas de ataque desfilaban con férrea disciplina horaria devorando tresmiles (Taillón, Casco, Torre, Marbore).
3.- Un hombre sólo sin ropa técnica con boina gritaba y corría antes de llegar al refugio Sarradets, "Pegdido, Pegdido" (un francés que mostraba su alegría a gritos por haber ascendido al Perdido).
4.- Una pareja de Pamplona (chico y chica) caminaba sin prisa pero sin pausa con objetivos asequibles (Casco y Taillón).
5.- Seis personas sin demasiadas pretensiones (con sólo llegar a la Brecha de Rolando ya se daban por satisfechos) van haciendo en función de las ganas y del tiempo (al final Casco y Torre).
6.- Un hombre sólo subía y bajaba tresmiles.
A mi, esta variedad, me parece estupenda, que triste seria establecer un patrón único de indumentaria y comportamiento en un lugar donde cada uno debe mostrarse tal como es.

Foto: Carlos Izquierdo 2006. "Abstraída por la fuerza de la montaña"

3 comentarios:

Lorena dijo...

Totalmente de acuerdo. Estoy leyendo un libro de Mary Wollstonecraft y en una de sus cartas reflexiona sobre esto, dice que la gente en la ciudad es toda igual y el patrón de conducta es el mismo, que quien quiera ver gente diferente tiene que salir al monte a pequeñas poblaciones. Que chuli suena la salidita, me la apunto. Besets.

Perico dijo...

Estoy contigo rubia.

Saludetes.

Kepa dijo...

Pues esa pareja de Pamplona igual eran amigos mios (Isabel y Gabriel), por que por esas fechas estaban haciendo Taillón y Casco....sería la bomba jajajajaj.

Son del foro de montaña Meniak.net


Que bonito es el paso de los sarrios y la brecha....