miércoles, agosto 02, 2006

Cap d´Artrutx


Doblar un cabo en kayak suele traer sorpresas porque son una puerta a vientos y corrientes. Hace ya un mes, durante nuestra estancia en Menorca, deseábamos ir desde la playa de Son Xoriger hacia Ciudatella teníamos que doblar el cabo de Artrutx y para evitar sorpresas tipo fuertes vientos o mar revuelta optamos por preguntar a un puesto de socorro que había en Son Xoriguer, Nando pregunta y la respuesta es clara: "hoy muy buen día, muy buen día, no hay problema cuando el viento viene del Noreste, muy buen día para navegar". Pues bien, desconozco la preparación en primeros auxilios que tendría el muchacho, pero en cuestión de metereología estaba un poco verde. El caso es que allí íbamos los cuatro kayak y nada más doblar el cabo ya vimos la espuma blanca que se formaba en la cresta de las olas del mar, pero su estado era soportable, un kilómetro después las ondulaciones nos hacían ver el cogote de nuestros compañeros y el viento en ocasiones quería arrancar la pala de nuestras manos. La realidad era de olas enormes de formas onduladas, olas laterales procedentes del rebote con la costa y un viento que dificultaba el paleo. El mar tiene cosas que me sorprende, cuando estábamos entrando en Cala Blanca (90 minutos despúes) parecia estar en la más absoluta calma. Parece ser que en el Cap d´Artrutx hay un "pasillo" de vientos y corrientes de unos cuantro kilómetros de anchura.
Hoy he leído el artículo de Phil Quill "Casi una vuelta a Menorca" en donde la primera fotografía corresponde a una kayakista doblando el Cap d´Artrutx. Parece ser que trata a todos igual.
Foto: Carlos Izquierdo 2006. "La fuerza del mar".

http://www.ukriversguidebook.co.uk/sea/menorca/art_menorca.html