sábado, julio 29, 2006

Todos desean estar en la cresta de la ola


No hace demasiado tiempo me propusieron una mejora laboral de esas que te da mucho dinero pero te convierte en un prisionero. Uno de los argumentos esgrimidos era "estarás en la cresta de la ola" como si el reconocimiento social fuera el alimento principal de la motivación. En la vida hay experiencias por la que luchar y esforzarse pero "ser algo" a costa de perder libertad, de navegar con la irracionalidad política y sindical como compañera obligada de viaje y gestionar los caprichos de algunos malcriados son experiencias que te roban hasta el último gramo de energía vital,...para "ser alguien" que sólo entra en el esquema de valores de parroquianos de bar y adictos a las tapas y comentario fácil (ojo que gente pobre de espíritu está repartida por todas las capas sociales).

Pues bien, decidí estar en la "cresta de la ola" a mi manera y me compré una Dagger SuperEgo,....., espero coger muchísimas olas y bailar en su muro.

Foto: Carlos Izquierdo 2006. "Alex en la cresta de la ola".